Operaciones corporativas en la cerveza artesana

Aunque lo que a todos nos gusta de la cerveza es bebérnosla, hoy abordamos el tema de las artesanas en clave económica, y es que las recientes operaciones corporativas en el mundillo son un interesante reflejo de la evolución del sector hacia un claro afianzamiento y del “miedo” que comienzan a sentir los grandes productores viendo las orejas al lobo.

A principios del año nos enterábamos de que el 100% de participaciones sociales de Cervezas la Virgen (Bebidas de Calidad de Madrid, S.L.) eran adquiridas por el gigante cervecero líder del sector, AB-InBev (fruto de la fusión en 2008 de la estadounidense Anheuser-Busch y la belgo-brasileña InBev, que a su vez es la fusión entre Interbrew y AmBev; que más que una cervecera, parece el linaje de Aragorn, de El Señor de los Anillos). Y nos nos extraña, porque no hace falta más que una visita a la roceña fábrica de la Virgen con una buena pinta de su IPA acompañada de una hamburguesa al estilo americano, para ver que Jaime y su equipo han hecho un trabajo de primera.

Tap Room de la fábrica de Cervezas la Virgen, en las Rozas.
Tap Room de la fábrica de Cervezas la Virgen, en las Rozas.

Muy poco después, Molson Coors (otro gran productor mundial de origen Canadiense) anunciaba un acuerdo estratégico con la toledana La Sagra. Hay diferentes versiones de la operación, desde que la multinacional ha adquirido el control de la artesana (esto es, más de un 50%) hasta que es simplemente una Joint Venture para distribución e inversión en España. Nuevamente, no nos sorprende que desde el extranjero se hayan fijado en esta excelente empresa, líder en el sector español de la cerveza artesana desde hace tiempo.

logo_nomadaPero aquí no acaba la cosa… otro sinfín de operaciones, algunas públicas como la inversión del Grupo Mahou San Miguel en marcas más pequeñas pero igual de míticas como Nómada o La Salve y su apuesta por traer Founders a nuestro país o la compra por parte de los Hijos de Rivera (Estrella Galicia) de la artesana irlandesa O’Haras y otras muchas pequeñas adquisiciones que no han trascendido a la prensa nacional, pero nos consta que han ocurrido y siguen ocurriendo día a día en nuestro querido sector de la cerveza artesana.

founder_logoPero, después de todo esto, ¿cómo se valora una marca de cerveza artesanal? El método más común de valoración de empresas es el “descuento de flujos de caja”, que consiste en actualizar a valor presente (ya que 1€ del futuro vale menos que 1€ del presente, o pájaro en mano…) los beneficios que se espera que obtenga la empresa en los próximos años. La problemática con esta metodología, es que muchas cerveceras de reciente creación aún tienen pérdidas por la inversión en maquinaria y el esfuerzo promocional, además de esperar un fuerte crecimiento que no está recogido en los resultados pasados, por lo que el descuento de flujos de caja se traduciría en un valor negativo de la empresa, que no es reflejo fiel de la realidad.

¿Y cómo se valora una empresa que tiene pérdidas? Lo más común es aplicar la “valoración por múltiplos”, que toma alguna de las partidas de los estados financieros de una compañía (en nuestro caso las ventas, ya que siempre son positivas) y las multiplica por un factor derivado de observar operaciones similares en el mismo sector. Por ejemplo, si tres aplicaciones móviles que facturan 1, 3 y 5 millones de euros  se venden por 2, 7 y 11 millones respectivamente, sus múltiplos de ventas serían 2.0x, 2.3x y 2.2x con lo que el múltiplo medio del sector sería 2.17x. Por lo tanto, alguien que quisiera comprar una aplicación móvil con ventas de 4 millones de euros, podría asumir que la empresa vale en torno a 8.7 millones de euros (4 x 2.17). Sin embargo, nos encontramos con que en el sector de la cerveza artesana no hay aún suficientes operaciones de compraventa como para poder obtener un múltiplo estadísticamente significativo.

Detrás de la cerveza artesana, como en el resto de sectores, hay un mercado que mueve mucho dinero.

¿Y qué hacemos entonces? Pues una “estimación educada”, que dirían los sajones. Y esta estimación variará ampliamente en función de quién sea el comprador (puede ser una gran cervecera, u otra marca de cerveza artesana, o un fondo de inversión…). La estimación educada podría partir del valor liquidativo de la compañía (la suma del valor de su maquinaria + sus inventarios + su efectivo – su deuda bancaria) y añadir un valor a la marca teniendo en cuenta (a) los litros vendidos anualmente y (b) el margen al que se vende, siendo especialmente poderosa esta última métrica al dar una imagen del valor añadido (o calidad) de la marca.

Estos últimos párrafos son sólo una aproximación al mundo de la valoración corporativa y carecen de rigor académico. Pero no importa, porque a nosotros lo que nos gusta es beber cerveza. Y ahora mismo nos abrimos una a vuestra salud.

¡Salud y buena cerveza!

Autor: Cervezalia

Comprar cerveza artesana online es muy fácil con nosotros. Somos unos apasionados de este producto y nos gusta escribir sobre ello. Puede encontrar todo tipo de artículos, siempre girando entorno al mundo de la cerveza artesanal.

2 opiniones en “Operaciones corporativas en la cerveza artesana”

  1. Buenos días, que lección económica! Me ha recordado las clases de la universidad.
    El mundo industrial está buscando su hueco por medio de las artesanales pero es muy difícil quitarle cuota de ventas.
    Un saludo

    1. ¡Jajajaja no todo va a ser beber! Tenemos la suerte de contar en nuestras filas con una persona que sabe mucho de estos temas, nos alegra que te haya gustado 🙂
      Completamente de acuerdo con tu segunda apreciación, es bastante complejo el tema.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *