¿Sabías qué…? Blonde Ale: mucho más de lo que parece.

Pues sí, parece que el verano ha llegado. No sabemos si de manera definitiva, pero con los termómetros marcando máximas de 35ºC podemos aventurarnos a afirmar que el verano ha vuelto. Hace unos meses hablábamos en el blog de los estilos de cerveza más característicos del invierno y hoy queremos aprovechar el cambio de tercio (nunca mejor dicho) para reivindicar uno de los estilos que a pesar de estar bastante extendido, muchas veces no goza del reconocimiento que creemos que se merece: el Blonde Ale.

Muchos de los amigos que nos leen seguro que están familiarizados con este estilo ya que goza de bastante popularidad en el mundo de la cerveza artesana. Otros, aunque estén fuera del círculo artesanal, seguro que pueden intuir por el nombre por dónde pueden ir los tiros. En efecto, el estilo de cerveza Blonde Ale, escrito así en su forma belga y Blond Ale en su forma francesa, toma su denominación del maravilloso color dorado que tienen las cervezas que lo componen. Este tipo de cervezas está considerado por muchos como el estilo ideal para iniciarse en el mundo de la cerveza artesana y es por eso que hemos decidido hablar un poquito más sobre él.

La Nena Rubia, una Blonde Ale que podrás encontrar en nuestra tienda

Las Blonde Ale son cervezas rubias de alta fermentación. Al ser un estilo tan amplio y de características muy generales, es difícil establecer los límites del mismo, tanto que ni si quiera los entendidos consiguen ponerse de acuerdo. Así, hay gente que engloba dentro de las Blonde Ale estilos como el Golden Ale o el Summer Ale y otros que prefieren diferenciarlos como estilos diferentes. Matices aparte, la característica principal que marca a todas estas cervezas artesanas es que son cervezas de trago fácil y muy refrescantes. Son generalmente de carácter más maltoso y el lúpulo, aunque puede estar presente para dar matices herbáceos o frutales, suele estar relegado a un papel secundario. De cuerpo ligero a medio, espuma blanca y persistente generalmente y una graduación alcohólica entre 3º y 5º, hacen de ellas las compañeras perfectas para una mañana de domingo al solecito en una terraza.

En cuanto a sus orígenes hay también cierta controversia. Parece que las primeras Blonde Ale son de origen belga. Nacieron en los años 60 y se buscaba una cerveza de apariencia similar a las lager pero de alta fermentación. Esas primeras Blonde Ale, que ahora suelen englobarse dentro del estilo Belgiam Blonde Ale, eran cervezas algo más fuertes que las actuales ya que poseían mayor cuerpo y una graduación de unos 7º aproximadamente. No fue hasta los años 90, durante el boom de la cerveza artesana en Estados Unidos, cuando el estilo, tal y como lo conocemos hoy en día, alcanzó la popularidad de la que goza en la actualidad.

Madroña Blonde, una cerveza artesana ideal para iniciarse en el mundillo.

En Cervezalia estamos muy comprometidos con la idea de dar a conocer la cerveza artesana entre el público general español y creemos que la versatilidad de este estilo es ideal para dar a conocer nuestros productos. Por lo tanto, invitamos y recomendamos a todos aquellos no-iniciados que estén acercándose por primera vez a este mundillo a que prueben una buena Blonde Ale. Estamos seguros de que no os arrepentiréis.

¡Salud y buena cerveza!

Autor: Cervezalia

Comprar cerveza artesana online es muy fácil con nosotros. Somos unos apasionados de este producto y nos gusta escribir sobre ello. Puede encontrar todo tipo de artículos, siempre girando entorno al mundo de la cerveza artesanal.

3 opiniones en “¿Sabías qué…? Blonde Ale: mucho más de lo que parece.”

      1. Gracias por la aportación, Beatriz. La Original de Tyris está muy buena, sí. La Madrona Blonde de los amigos Cerveceros Artesanos de Madrid ha sido un gran descubrimiento para nosotros también!! Gracias como siempre por el comentario, Nach!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *